El terror se da cita en Chaioso

El terror se da cita en Chaioso.
Foto: Pixabay // Dominio Público

En el corazón de Maceda (Ourense) se encuentra Chaioso, un pueblo fantasma que en el mes de julio llena sus calles de visitantes llegados desde diferentes partes de Galicia para disfrutar de una noche terrorífica llena de sobresaltos y adrenalina.

Desde hace más de una década, Chaioso se convierte durante dos noches al año en el “Pueblo Fantasma” por excelencia de la provincia de Ourense, algo curioso si tenemos en cuenta que el propio pueblo ya es casi un territorio fantasmal durante el resto del año pues sus habitantes no llegan a la docena. Valiéndose de su propia naturaleza, los integrantes de la Asociación de Vecinos de Chaioso decidieron poner en marcha una fiesta anual en la que todo tipo de criaturas espeluznantes salen a la calle con el objetivo de atemorizar a todo ser viviente con el que se encuentren por el camino. Pero esta curiosa celebración, cuya primera edición se remonta nada menos que a 1999, no nació de la idea de traer el universo del gore a tierras gallegas sino que lo hizo por pura necesidad. Al ser tan pocos, los habitantes de Chaioso se vieron en la obligación de organizar todo tipo de actividades que les permitieran recaudar fondos para sus fiestas patronales en honor a San Pedro. La del “Pueblo Fantasma” es, sin duda, la actividad que más expectación y reclamo genera entre los ourensanos, aumentando el número de participantes en cada edición. De los beneficios económicos que se obtienen cada año se destina el 60% a sufragar los gastos de las fiestas, mientras que el otro 40% se reserva para la edición del año siguiente.

Este verano el “Pueblo Fantasma” regresará en las noches del viernes 27 y el sábado 28 de julio. Dos jornadas en las que Chaioso se convertirá en el escenario de una auténtica película de terror, plagada de criaturas que inspiran de todo menos confianza. Momias, vampiros, chicas de la curva y fantasmas no precisamente del estilo de William Lee Bergstrom, conocido por su facilidad para desaparecer tras ganar grandes sumas de dinero; todos ellos se dan cita en las calles empedradas de Chaioso. También la dulce Caperucita Roja sale a pasear acompañada de hombres lobo, brujas, demonios o locos con camisas de fuerza. En la edición del año pasado los protagonistas fueron los payasos asesinos, una tradición importada de Estados Unidos y que suele estar muy presente en las producciones cinematográficas de terror. Además, la décima octava edición también contó con nuevos escenarios como un parque infantil, un quirófano o un laberinto. Un trabajo de ambientación y caracterización que obliga a los más de 100 voluntarios que participan en esta iniciativa a trabajar con semanas de antelación.

Por el momento, los organizadores non han hecho públicas las novedades de este año pero todo apunta a que, como en cada edición, habrá nuevos escenarios y personajes que se sumarán a los ya existentes. De esta forma, todo aquel que decida acercarse hasta este pequeño pueblo ourensano disfrutará de una experiencia única por tan solo 5 euros.

El recorrido, que se realiza en grupos de entre 8 y 10 personas, tiene una duración aproximada de 30 minutos. Durante este breve pero intenso período de tiempo, los visitantes serán conducidos por un guía a través de los diferentes escenarios. Los sustos y la adrenalina están asegurados, por lo que no se recomienda la participación de personas que sufren dolencias del corazón o cuya movilidad sea reducida, pues en algunos tramos será necesario echar a correr. Además, la organización recuerda que la edad mínima para participar es de 12 años y que todos los menores deberán ir acompañados por un mayor.

El año pasado el número de asistentes fue tal que por primera vez se organizó una segunda edición en el mes de agosto. Los organizadores, que recuerdan que no es posible realizar la reserva de las entradas por adelantado, no descartan repetir por partida doble este año.

The following two tabs change content below.
Etiquetado , , ,