Los millennials y la adaptación de las nuevas máquinas tragaperras

Todo parece indicar que el negocio de las tragaperras tiene sus días contados. Y es que, según la Caesars Entertainment Corporation, a los millennials no les interesa.

Tan sólo hay que echar un vistazo a los números de venta para ver que las cifras son bastante impactantes. Hace 10 años, en el 2007, la facturación era de unos 355 mil millones. Sin embargo, en el 2015, esta facturación se redujo hasta a los 291 mil millones. Lo peor de todo es que en los 3 años que faltan hasta el 2017, la facturación todavía sigue cayendo de forma estrepitosa.

Por un lado tenemos la crisis económica, así como la recuperación de la economía que todavía no se termina de asentar. Sin embargo, teniendo en cuenta que otros tipos de juegos si que resultan rentable, todo parece indicar que el problema es algo completamente diferente: a los Millennials no les atrae esa forma de jugar.

Es por ello, por lo que se trabaja en nuevas fórmulas para poder atraerlos. Los jugadores ya no se sienten atraídos por un tipo de juego que se centre en el azar, sino que prefieren que sean de habilidad. De esa manera, los casinos deben de encontrar la manera de elegir un juego que se base en estas tendencias, pero que no puedan hacerse con ellos de forma sencilla aquellos jugadores más capaces.

No pasa desapercibido el hecho de que los nuevos jugadores prefieren gastar más dinero en comer y en beber, que en apostar, por lo que los juegos pasan a un segundo plano, siendo más bien un recurso destinado a atraerlos. Lo que se está convirtiendo en una ya tendencia son los juegos online. El auge de los juegos en línea está principalmente relacionado a diferentes factores: a la difusión global de internet, al éxito de los teléfonos inteligentes y al fenómeno nombrado Gamification. La gamificación es es una técnica moderna que “ayuda los usuarios a centrarse en el objetivo que le llevará a la victoria, que en un juego bien desarrollado ese objetivo será la acción principal que queremos que motivar. Además ayuda a que los usuarios se sientan más satisfechos, porque proponen retos, y al superarlos, los jugadores se sienten satisfechos y felices. La gamificación aporta un sistema de feedback que apoya y anima al usuario. Este feedback le indica de forma automática si sus acciones están siendo correctas o incorrectas, y además premian el buen rendimiento”.

Algunos casinos, como Las Vegas Sands Corp, están apostando por renovar sus instalaciones. Para ello, han colocado asientos, similares a los que se instalan en los estadios. A través de ellos pueden interactuar con juegos de cartas de manera online, pero haciéndolos mucho más divertidos en comparación con lo que supondría jugar con un auténtico desconocido.

Si los casinos no encuentran una forma de adaptarse a lo que buscan los millennials, raramente lograrán mantenerse en el mercado.

The following two tabs change content below.
"Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa."
Etiquetado , , , , ,