Los músicos gallegos recuperan espacios donde tocar

Santiago de Compostela y Vigo fueron, durante muchos años, lugares de encuentro de músicos y artistas. Especialmente Santiago, por ser pequeña y universitaria, sirvió de caldo de cultivo para muchas bandas que se curtieron en los bares. Con el tiempo y las normativas municipales, cada vez fuimos escuchando menos música en Santiago, y junto a esta emblemática ciudad, llegaron medidas parecidas en otras que obstaculizaron la aparición de nuevos músicos gallegos.

No cabe duda que facilitar locales de ensayo, reaprovechar sitios para crear estos espacios y fomentar la creación musical a nivel local resulta imprescindible, pero los grupos necesitan tocar, hacer bolos más o menos grandes para ir tirando y, aunque a la inmensa mayoría no les alcance para vivir, sí puedan costearse gastos y llevar a cabo ese titánico esfuerzo que implica combinar la música con otro trabajo que les permita subsistir.  

Sin embargo, los últimos tiempos han sonreído a la música gallega y cada vez son más los lugares y entidades que la promueven. Como decíamos, Santiago fue una de las ciudades que más sufrió las restricciones al respecto de pequeños conciertos y bares que promovían la música en directo. Todos recordamos con nostalgia aquella época en la que algunos de las mejores bandas del mundo venían a tocar a Santiago (como los Rolling Stones, los Red Hot Chili Peppers, Lou Reed, Iggy Pop, Muse, The Cure y otros muchos) y la ciudad estaba plagada de locales de ensayo y grupos de todos los estilos.

Es incuestionable que las restricciones empiezan a flexibilizarse y que se está promoviendo la música en la capital gallega, especialmente durante los últimos años, puesto que se han habilitado espacios de creación, donde no solo músicos, sino todo tipo de artistas tienen un lugar donde llevar a cabo sus proyectos.

Vigo es otro claro ejemplo de resurgimiento. La multiplataforma Tolemias, que vendría a ser una especie de Netflix de música en directo, es una iniciativa del productor vigués Segundo Grandío, y se fundamenta en una aplicación para ver conciertos en todo tipo de dispositivos móviles y ordenadores, así como en Smart TV. En este proyecto también están involucradas dos empresas de Santiago de Compostela y una de Vilagarcía de Arousa.

Además de ser un proyecto pionero a nivel europeo, se diferencia de sus competidores cercanos en que produce sus propios contenidos, como explica Grandío: “Nuestra ventaja competitiva es la producción propia, porque además de contar con los grandes conciertos “mainstream” de las multinacionales, podemos encargar y dirigir las producciones”.  

Curiosamente, son varios los lugares privados o locales de empresas que también se han ofrecido a albergar conciertos en la provincia de Pontevedra. Uno de esos casos peculiares es del casino de La Toja, que se ha convertido en un “centro de entretenimiento que ofrece servicios de hostelería, un cóctel-bar, cenas, despedidas, desfiles de moda […] y conciertos” que es lo que a nosotros más nos interesa. Mezclar casinos con conciertos, así como otros eventos relacionados con el ocio, no es una cosa nueva en absoluto, y los grandes centros de entretenimiento del mundo están plagados de ejemplos y personalidades que han invertido grandes cantidades de dinero para darles forma, como Kirk Kerkorian, Sheldon Adelson o Sol Kerzner.

Algunos hablan de un “renacer musical gallego”, pero no cabe duda de que Galicia necesita ofrecer todavía más recursos a los creadores y promotores de eventos. La música forma parte de nuestra cultura de la misma forma que lo hacen las costumbres, las fiestas tradicionales, el idioma o la gastronomía; y una región que produce música cuenta su historia y nos ayuda a recordar nuestras raíces. NP

The following two tabs change content below.
"Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa."
Etiquetado , , , , ,