O Son do Camiño ya es un referente

Estamos escribiendo estas líneas todavía con la resaca musical del pasado fin de semana.

Una resaca que no sólo tenemos nosotros, sino casi 33.000 personas más que hicieron vibrar O Monte do Gozo durante 3 días seguidos.

Teníamos bastante claro que O Son do Camiño en su primera edición fue un exitazo, pero tras la segunda vivida hace, literalmente, dos días, podemos afirmar que este festival va a más y que puede encasillarse entre los mejores de España.

El primer día lo abrió Alice Wonder con un concierto que prometía grandes cosas del festival pero tras 40 minutos de concierto, Kitai desató la locura en el Escenario Estrella Galicia con un concierto lleno de energía. La tarde transcurrió con conciertos de Molina Molina,

Richard Ashcroft, Second y Graveyard, pero a las 21.20 llegaba Bastille, los londinenses conocidos por su tema “Happier” dejaron claro que son un grupo a tener en cuenta en el panorama actual tras su gran actuación.

Beret hizo que el escenario Galicia se le quedase corto tras un lleno espectacular de un público que quería más.

Y por último, a medianoche, Die Antwoord subía la temperatura del público (tras una actuación con un espectáculo y puesta en escena dignos de mención) para dar paso a The Zombie Kids (Escenario Galicia) y los esperadísimos Dimitri Vegas y Like Mike (Escenario Estrella Galicia) que cerraban un primer día de festival muy intenso.

El segundo día, uno de los más esperados, transcurría con normalidad y un tiempo que hacía saltar las alarmas, ya que varios nubarrones oscuros sobrevolaban O Monte do Gozo… pero la apuesta por los artistas gallegos Marem Ladson, Igloo, Moito! o, el ya conocido, Iván Ferreiro salió todo lo bien que se esperaba.

A media tarde se anunciaba un cambio de horario que adelantaba a Varry Brava a las 20.25 y que mandaba a Hard GZ a las 03.00.

Tras la gran actuación de Bloc Party, el escenario Estrella Galicia se llenaba por completo para recibir a uno de los platos fuertes del festival, Rosalía.

Bien es cierto que el tiempo no acompañó a la artista, ya que al 4º tema se puso a diluviar, pero su público fue fiel hasta el final del concierto. Todos los presentes agradecimos y disfrutamos de su puesta en escena y cercanía. Uno de los mejores conciertos y más multitudinarios a pesar de la lluvia y de lo que se venía después… Tras casi tres cuartos de hora de parón musical, debido al desajuste de horarios, se subieron al escenario los míticos Black Eyed Peas (para nosotros el mejor concierto de todos), tras 8 años sin subirse a los escenarios, sin Fergie, aunque con una sustituta que no dejó indiferente a nadie, eligieron Galicia para su primera actuación en España… y ¡QUÉ CONCIERTO!

El tiempo no pasa por este grupo, y a pesar de haber estado “retirados” tanto tiempo de los escenarios, han sabido adaptar su estilo musical a los nuevos tiempos y no han caído en el error de limitarse a cantar únicamente sus míticos temas. Un momento a destacar del concierto y del festival en general fue cuando “Where is the love?” empezó a sonar y todos los festivaleros activaron las linternas de sus teléfonos móviles y empezaron a cantar al unísono creando así una atmósfera inolvidable.

La responsabilidad de cerrar un día tan bestia la tuvo W&W, y no se echaron atrás con ello, una actuación llena de vida que, a pesar de que muchos se fueron a descansar debido al nivel de los conciertos de ese día, pudieron exprimir hasta el último segundo los más valientes.

El tercer día lo abrió Mordem, que recientemente había hecho la música para una de las mejores series nacionales del momento, “Hierro”, y no defraudó, un tono tranquilo, una voz maravillosa y un ambiente mágico.

Tras el primer concierto llegó el turno de Ortiga, una de las sorpresas (para nosotros) del festival, quién nos hizo pasar un rato muy divertido demostrando mucha autenticidad en su actuación. Todo aquel que pasaba cerca del Escenario Estrella Galicia se quedaba a escucharlo.

Y qué decir de Baiuca, un grupo que mezcla música tradicional gallega con electrónica que hizo bailar a centenares de personas. Muy recomendables.

Y el ritmo en Santiago no paraba, Familia Caamagno y The Hives fueron dos apuestas por la vitalidad y conexión con el público claras, una actividad sobre el escenario que se contagió a todo el público. El tiempo soleado esta vez les acompañó.

Por otra parte, Vetusta Morla y Bad Gyal reunieron a una buena parte del público joven del festival ofreciéndonos dos conciertos muy distintos pero que triunfaron entre los asistentes.

Lo de Iggy Pop fue el típico concierto en el que tienes que estar y no vale con que te lo cuenten… una leyenda del rock que a sus 72 años se resistía a abandonar el escenario y volvía a despedirse una y otra vez. Hizo disfrutar mucho a los miles de personas que estábamos allí.

La parte más amarga del festival la tuvo Ayax y Prok cuando su concierto se vio solapado con otro de los más esperados, el de David Guetta, por un nuevo cambio de horario.

A pesar de que su público (de Ayax y Prok) no le falló, una gran masa de gente se dirigía al Escenario Estrella Galicia para disfrutar de la presencia en el festival de David Guetta, una leyenda viva del mundo de la electrónica que regresó a Galicia para cerrar un gran festival con una actuación difícil de olvidar… un espectáculo lumínico y sonoro que hizo las delicias de miles de personas. Con 51 años y más ganas que nunca, pinchó sus temas más conocidos, que fueron coreados en todo momento.

Eme DJ se encargó de poner la guinda final.

O Son do Camiño no se reduce a un cartel musical, también hubo una enorme variedad de food trucks donde pudimos saborear comida de todo tipo, hubo una gestión de las barras impecable, que funcionó de principio a fin acumulando pocas colas.

Lo que no funcionó tan bien fue el transporte al festival, ya que el autobús podía acercar a los festivaleros a tan sólo unos metros del recinto pero no fue así, ya que dejaba a la gente en una rotonda a unos 15 minutos andando del mismo.

En definitiva, un festival que parece que ya está asentado en Galicia y que creemos que es un lujazo, ya que hemos tenido la oportunidad de vibrar con artistas de mucho nombre y disfrutar y descubrir a otros tantos que han cumplido con creces cualquier expectativa.

Estaremos esperando impacientes el cartel del próximo año.

Hasta entonces, “¡buen camino!”

The following two tabs change content below.
𝙞 𝙟𝙪𝙨𝙩 𝙬𝙖𝙣𝙩 𝙚𝙫𝙚𝙧𝙮𝙗𝙤𝙙𝙮 𝙩𝙤 𝙗𝙚 𝙝𝙖𝙥𝙥𝙮, 𝙞𝙣𝙘𝙡𝙪𝙙𝙞𝙣𝙜 𝙮𝙤𝙪, 𝙩𝙝𝙚 𝙤𝙣𝙚 𝙩𝙝𝙖𝙩 𝙙𝙤𝙚𝙨𝙣’𝙩 𝙡𝙞𝙠𝙚 𝙢𝙚 𝙛𝙤𝙧 𝙣𝙤 𝙧𝙚𝙖𝙨𝙤𝙣; 𝙗𝙚 𝙝𝙖𝙥𝙥𝙮!

Latest posts by Iván Sarceda (see all)

Etiquetado , , , , , , , , ,

Deja un comentario